Los 8 errores a evitar en las redes sociales

Los 8 errores a evitar en las redes sociales

Conocer los errores que se cometen en las redes sociales es la clave para comunicar correctamente

Las redes sociales se han convertido en una herramienta de comunicación imprescindible, ya no sólo entre personas, sino entre empresas y marcas. La manera de utilizarlas, de comunicar, de compartir, etc. pueden beneficiarnos enormemente.

Rara es la persona o la empresa que no disponga de un perfil en cualquier red social de la temática que sea. Y ya lleva mucho tiempo imponiéndose la tendencia de usar estas plataformas en el ámbito laboral y de los negocios.

Los social media son una manera excelente para generar una primera impresión valiosísima. Para que ésta sea positiva, hay que saber como trabajar cada una, ya que son diferentes, y no cometer unos errores que pueden ser comunes a todas. Si fracasamos en esta presentación nos colocaremos por detrás de nuestros competidores.

 

Error #1: No tener una estrategia para social media

Como en todos los ámbitos de la comunicación y el marketing, diseñar una estrategia es primordial, y por supuesto las redes sociales no iban a quedarse atrás.

La clave de las redes sociales es enviar mensajes que sean efectivos. En el caso de ser así, van a crear un engagement con los seguidores que ayude a desarrollar a la empresa o la persona que las usa.

Si se carece de una estrategia de comunicación, estos mensajes no serán efectivos y por lo tanto no se cumplirá lo que se persigue. Por lo tanto, esta estrategia debe incluir:

  • Distintas voces para cada red social, ya que las temáticas son diferentes.
  • Unos objetivos reales y medibles.
  • Desarrollar una política que establezca cómo se van a trabajar los social media.
  • Un timming de publicación específico para cada red social.

La clave va a ser tener un camino bien definido. Si es así, nuestra estrategia en redes sociales se cumplirá y conseguiremos lo que nos proponemos, que no es otra cosa que conseguir el mayor engagement posible.

Error #2: Crear cuentas en demasiadas redes sociales muy pronto

Antes de lanzarnos a las redes sociales, además de la estrategia que hay que definir, es muy importante analizar la idoneidad de las distintas redes sociales. Las temáticas son diferentes y la manera de comunicar difiere.

Si nos lanzamos a los brazos de todas las plataformas sociales es fácil que lleguemos a abandonar alguna por falta de tiempo, de recursos, por que no da el resultado que esperábamos, etc.

Si abandonamos algún perfil en alguna red social daremos una imagen de muy poca profesionalidad y de ser personas muy desorganizadas. Habrá que centrarse en la estrategia y en explotar las redes sociales que mejor resultado den. De este modo maximizaremos el ROI.

 

Error #3: Comprar falsos seguidores

Este es uno de los errores más flagrantes y que más se ha cometido desde la aparición de las redes sociales. El disponer de una enorme multitud de seguidores era una manera de aparentar ser una empresa potente.

Nada más lejos de la realidad. Estas cuentas están repletas de seguidores que no son humanos, son robots. Por lo tanto la interacción y el engagement es nulo. El resultado, son cuentas enormes que no generan ningún contenido de calidad. Aquí se hace patente la máxima de más vale cantidad que calidad.

 

Error #4: Hablar demasiado de la marca

El autobombo está bien hasta cierto punto. Pero hay que intentar compartir contenido en las redes sociales que beneficie a nuestros seguidores. En este sentido puede ser muy adecuado el compartir contenido de otros que nos haya sido útil a nosotros o pueda ser útil a los seguidores.

Además, gracias al engagement que se genera con los seguidores, hay que intentar demostrarle a nuestro público en redes sociales que se cuenta con él, que se le tiene en cuenta y que tiene poder de decisión en la vida diaria de la empresa.

 

Error #5: Uso irrelevante de los hashtag

Los hashtag son unas estructuras muy utilizadas en las distintas redes sociales. Sirven para marcar temáticas y monitorizar comunicaciones. Eso si, no es lo mismo como se utiliza un hashtag en Facebook, en Twitter o en Google Plus.

Para empezar, hay que saber cuál es la utilización concreta de los hastag en cada red social y, una vez se conozca su utilidad, habrá que utilizarlos de la manera más adecuada. Para ello os dejo “guía definitiva para usar hashtags” que publiqué hace un tiempo.

 

Error #6: Compartir demasiado contenido en poco tiempo

Una de las claves para la comunicación en redes sociales es la constancia. Al igual que en le marketing de contenidos, hay que conseguir que nuestro público esté expectante por nuestras publicaciones.

No es mala idea ir elaborando un colchón de contenido que ir publicando en nuestras redes sociales ordenadamente en el tiempo y no aglutinar las publicaciones y quedarnos sin nada que publicar.

Para ello existen multitud de herramientas, tanto dentro de las propias redes sociales como externas (Hootsuite, Buffer, Tweetdeck, etc.) que permiten programar las publicaciones.

 

Error #7: Olvidar repasar y corregir las publicaciones

Parece una perogrullada pero es algo que ocurre con mucha asiduidad. Raro es el post, el tweet, etc. que no contiene alguna falta de ortografía, algún error de puntuación, algún fallo gramatical, etc.

Es una buena práctica corregir nosotros mismos y, si se puede, por terceros, nuestras publicaciones en redes sociales. Proyectaremos una imagen de mayor cultura y profesionalidad.

 

Error #8: Olvidar el aspecto “social“ del social media

Las redes sociales las forman las personas, por lo tanto no debemos olvidar que hay que tratarlas como tales y no como robots. Cualquier comentario que nos hagan merece ser tenido en cuenta.

Los seguidores agradecen una comunicación rápida con las empresas y, cada vez más, se está imponiendo la atención al cliente por redes sociales. Explotemos este canal porque puede ser una manera de humanizar nuestra marca.

 

Demostrado está que las redes sociales bien gestionadas pueden ser la clave del éxito o fracaso de muchas empresas. Si podemos subsanar estos errores y evitar cometerlos tenemos mucho ganado en nuestra comunicación empresarial y personal.

 

Comparte este postTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

2 Comments:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *